Proyecto promovido por la Generalitat Valenciana
Generalitat Valenciana Cátedra Demetrio Ribes
Flecha tema Camino de Hierro de María Cristina
Retrato del Marqués de Salamanca.
Retrato del Marqués de Salamanca.
La empresa “Camino de Hierro de María cristina” tuvo su origen en la concesión obtenida por Pedro de Lara y Meliá para la construcción de la línea Madrid-Aranjuez en abril de 1844, la cual se amplió con la concesión provisional de Aranjuez a Alicante, obtenida en agosto de ese mismo año. Con este objetivo se constituyó una empresa presidida por el duque Castro Terreño y formada por Vicente de Escofet, José Mª López, el conde de Santa Clara, Pelegrín José Saavedra y Pedro de Lara. La línea adoptó el nombre de “Camino de Hierro de María Cristina” en homenaje a la madre de la reina Isabel II. El duque de Riánsares, esposo de la reina madre, formaba parte de la Sociedad y tuvo un importante papel la Diputación provincial. Sin embargo, esta sociedad no consiguió obtener la financiación necesaria, caducando la concesión ferroviaria en 1845.
 
Los orígenes del llamado “Ferrocarril del Mediterráneo” comienzan cuando el 6 de febrero de 1845 José de Salamanca y Mayol deposita 6 millones de reales para conseguir la concesión (en abril) del ferrocarril de Madrid a Aranjuez. El ingeniero Pedro Miranda y los hermanos Green (venidos de Inglaterra) redactarían el proyecto, comenzando las obras en 1846.
 
D. Jacobo Rotschild, 1894 (óleo de Bounat).
D. Jacobo Rotschild, 1894 (óleo de Bounat).
Los problemas económicos de José de Salamanca provocaron la paralización de las obras hasta finales de 1849. A principios de 1850 comenzaron las primeras circulaciones en pruebas, el 8 de febrero de 1851 finalizaban las obras, inaugurándose oficialmente al día siguiente, con la presencia de SM. La Reina Isabel II.
 
En diciembre de 1852 José de Salamanca consigue también la concesión del ferrocarril de Aranjuez a Almansa, que en julio de 1856 traspasaría al Gran Central (Grupo formado por el conde de Morny, Chatelus, Delahorte y el conde Le Hon) y a los Rothschild. La línea quedó abierta en noviembre de 1857.  
©2017 - Conselleria d'Infraestructures i Transport/Cátedra Demetrio Ribes UVEG-FGV. Todos los derechos reservados Nota Legal
Gestionado por Cátedra Demetrio Ribes y Museo del Transporte
Alicante Museo del transporte
José de Salamanca y Mayol
1811 (Málaga)/1883 (Madrid)

José de Salamanca y Mayol, formado en filosofía y derecho, fue un influyente estadista y hombre de negocios durante el reinado de Isabel II. Hombre de grandes actividades financieras y políticas, nombrado Marqués de Salamanca en 1863 y Conde de Llanos en 1864.

Fue diputado por Málaga, su tierra natal, y se enriqueció gracias al arrendamiento del monopolio de la sal y la Bolsa.

Con un considerable capital en el bolsillo y el apoyo de influyentes banqueros y comerciantes, Salamanca comenzó a diversificar su negocios a partir de 1844, constituyendo una serie de empresas dedicadas al comercio, seguros, explotación minera, tabaco, un banco (el Isabel II) y diversos proyectos ferroviarios, entre los que destacan el de Madrid-Almansa-Alicante.

Además de sus proyectos ferroviarios urbanizó el barrio madrileño de Salamanca, intervino en el ensanche de San Sebastián (1881) y se le otorgó la construcción del Canal del Duero. Entre sus aficiones debemos resaltar la de coleccionista de pintura antigua.

[cerrar]
Pedro Miranda Maya
1808 (Bourg-la-Reine, Francia)/1858

Pedro Miranda comienza sus estudios en la Escuela de Ingenieros de Caminos en 1821, continuando en París hasta 1830. En 1838 fue nombrado Alcalde Constitucional de Madrid y en 1840 Secretario de la Gobernación. En 1840 es Director General de Obras Públicas, disponiendo la construcción de numerosas carreteras, entre ellas la de las Cabrillas, de cuya ejecución fue encargado Lucio del Valle. También puede decirse que Pedro Miranda fue el ingeniero que más contribuyó a la difusión de los puentes colgantes en el país.

En 1843 Pedro de Lara y Meliá solicitó una concesión para construir un ferrocarril que uniera Madrid con Alicante por Albacete. Se le autorizó el estudio en 1844, siendo el ingeniero Pedro Miranda. El 6 de abril de 1845 se concede la construcción y explotación de la línea férrea Madrid-Aranjuez al Marqués de Salamanca y en mayo de 1846 comenzaron las obras de la estación de Aranjuez. La línea se construyó bajo la dirección del ingeniero Pedro Miranda y sus ayudantes Venancio de la Tejera y Manuel Giménez Ropero, inaugurándose en 1851.

I+D+I HUM2004-04703. Ministerio de Educación y Ciencia. Dirección General de Investigación.
[cerrar]